Todas las puertas y los incendios son de él
y aunque no pueda trepar su torre
profeta y marinero
sé que mi letra dispara a su verdad.

Crece el verano en mi silencio.

Lo oculto en el estanque

La prueba
el misterio de la llaga
mientras Dios juega a dividirse
vengo a quebrarme
y no puedo saber las señales
y no puedo cerrar mis cajones
veo lo oculto en el estanque
luna frágil, atada al hierro
lobos que conjuran mis fábulas
hombres que clausuran mi historia.

Jesús Misericordioso

Tengo la sombra
el grito circular
agua sobre fuego
quiero el enigma
el pecho abierto a la gracia
rayos para exorcizar mis mujeres
quiero el pan que me libere 
y el vino que me transforme
para convertirme en nardo. 




En la dimensión de mi moda

En la dimensión de mi moda
su inyección es inmortal
hay tanto más para decir
hay tanto más para buscar
mis cartas leen la copa 
él es mi drama 
mi buena nueva
el cetro arde en su dirección. 

A pasos cortos

Hacia él
a pasos cortos
inseguros
como un zorro sobre el hielo
sin principio ni fin
y tengo que seguir
y apenas puedo ver
se quiebra debajo de mí
se quiebra sobre mí
caen los cerrojos, las torres
se descubre el fuego.

Cristo de Caná

Entre estatuas de sal
esqueletos y jinetes
mi espejo lee el peligro
creo en el Dios de los pobres
en el Cristo de Caná
pido el antídoto y la llave
el pan que cauteriza
vino para defender mis bosques
en cada costado un manantial
palabras de Sol y de Luna
mi Cristo ríe
mi Cristo baila.








Mientras los días queman

Quién se moverá más rápido
mientras los días queman
desgarré mi vestido
cubrí de ceniza mi cuerpo
quién pudiera castigarme
el Sol cae y se levanta con su verbo
profeta y marinero
caminando sobre el agua.

El árbol y la fruta se encienden.



Quizá estoy cerca

La noche trae un diamante quebrado
espadas que cierran el tiempo
copas huérfanas, emocionales
sombras entre polvo
leo mi estrella herida
y encuentro el velo que podré rasgar
detrás, el viento recita los misterios
quizá estoy cerca 
del Nombre y la semejanza
el pacto y la resurrección. 

No sabrás quiénes son mis mujeres

No sabrás quiénes son mis mujeres
no leerás mi constelación
no tendrás mi estrella
no contarás mi luna
no dispersarás la sombra
no traerás el diamante ni la rosa
no levantarás la copa.

Job

Entero a tu Nombre
el fuego y el filo quebraron mi suerte
mil llagas sobre mi cuerpo
rasgué mi vestido y escondí mi rostro
abracé tu justicia
me encontré grande en mi grito
firme en el polvo y la ceniza
huérfano entre sombras 
declaré mi lamento y mi pureza
reprendido y alertado por los hombres
fui ciego sin saberlo
hasta que el torbellino
Señor del firmamento
de las aguas y de la tierra
vives donde la luz
Dueño de las bestias
tu voz en el trueno
tu ternura en las flores
revelaciones en el viento
lluvia para esparcir tu gracia
Palabra de plata y oro
corazón de lo grande y lo pequeño
tus caminos son sabiduría 
soy humilde a tu gloria, mi Dios
había oído de ti
pero ahora te veo. 

Bucle temporal

Bucle temporal
él se ha llevado el día
y entrega imágenes voraces
selvas destruidos
esfinges hambrientas
el pecho abierto a su reina y su bufón
el espacio parece real
pero se desintegra y vuelve a comenzar
y siempre soy la misma.

Mi forma florece a su nombre

Mi forma florece a su nombre
emisario del fuego
mi letra es inocente
y mi línea apunta a su verano
revelación entre las perlas
mujeres con el futuro a medio masticar
él alucina una verdad y no soy yo.



A la señal va a desnudarme

Velocidad en la misma dirección
cada costado es una urgencia
pero en la causa, un diamante parpadea
tengo que esperar
la pluma de fuego destruirá la torre
a la señal va a desnudarme
y todas mis lenguas serán de la noche. 

Del otro lado del espejo

Del otro lado del espejo no hay canciones
y el trueno aterra a mi hombre
entre reinas criminales
la luz ciega el valor
desde que se ha ido todo es vértigo
él no cambia con mi estrella
y lleva mi crimen sin saberlo. 

Hacia mi perla

Tengo la noche
todas las caras todas las voces
espejos en peregrinación
señales en el agua
amores imposibles
sé de la llave
el calor de mi andariego loco
poema 
en la Rueda sobre el mar
que ha de girar hacia mi perla. 

En mi caída destruiré la fachada

En mi caída destruiré la fachada
sabré quién puedo ser entre las rosas
voy a caer en el oráculo
y la peste no podrá encontrarme. 

Luna llena

Luna llena 
el porvenir en una copa
cordones de plata
lámparas que nunca dejarán de quemar
religión de serpiente mágica
y lobos en comunión
párpados nocturnos
bendecidos con mercurio
convertidos en vino y en pan
confesión en el estanque
a cada quien su forma originaria. 




Quebraré los espejos

Veo tantas espadas
honduras creativamente agrias
versiones de mí misma donde estás
páginas de abismo que saben leerte
la noche se despierta con mis criaturas
y quizá
sólo quiero divertirme
cuando el rey y el bufón son lo mismo
se sabe recitar como un loco 
y también se sabe caminar sobre el agua
durante cuarenta días escribiré mi imagen
soplo de vida, barro y nombre
denunciaré tus heridas y las mías
quebraré los espejos
llegaré a cada cisne y cada perla
y nunca más veré tu miedo. 



Dame tu verano

Dame tu verano insano
de caballeros tímidos y reinas criminales
gritaré en tus huesos algo cursi
y la tierra llevará tu nombre
serás horizonte y vertical
nos cruzaremos donde la ternura
círculo abierto para exorcizar mis muertes
sos en la urgencia de mi invierno
en la razón de mi coraje
en aquello que no sé de mí misma. 



Vamos a precipitarnos

Trato de encontrar el nombre oculto
las mujeres que soy rasgan el velo
todo se ve diferente por la noche
y estoy hundiéndome en tus números
vamos a precipitarnos
donde los lobos y los escorpiones 
los péndulos y las rosas
hasta el ángel más pequeño sabe hacer doler
se anuncian el comienzo y el hechizo
de un lado a otro, el cetro y el filo. 

Sos peligroso en mi juventud

Sos peligroso en mi juventud
duele tu pecado y nada vale
escribir un poema
amanecer sin cuerpo
confundir inspiración con atadura
sos imprudente en mi diccionario
en mi inocencia que busca la voz del mar
y no preguntaré al sol ni a los leones
sobre una tregua
sobre tu porvenir
sobre tu vicio
sobre todo lo que no serás para mí. 

Tu corazón entre espadas

Tu corazón entre espadas
y no quise saber más
guardé mi curiosidad y mis cartas
me estoy volviendo frágil mientras espero
mientras espero me estoy volviendo cruel
hay un impulso en mi relato que busca pulverizarte
intravenosas en la electricidad de una luna solitaria
hay una suerte indefinida traída por la lluvia
una tibieza de ciegos y cobardes 
geometría donde siempre soy el punto encerrado.



Lo insólito en mi armadura

Cada pregunta tiene su voz
lo insólito en mi armadura
lo hambriento y lo flameante
viva en el jardín de sus delicias
sin que él lo sepa
gira la noche hacia el hombre
también criminal también inocente
se desarma lo único que he amado. 

Zarza ardiente

Un gobierno de profetas salvajes
zarza ardiente que revelará el efecto
cruz de cuarzo en el calvario que lo extraña y lo maldice
multiplicación de pumas y serpientes
estigmas que dicen adiós y por favor
precipicio y hambre donde fuiste, hombre
pero puedo recuperar la fe
incendiar tus nombres y tus números
atar tu silencio a mi constelación
y seguir quemando.

Contagio

Se repiten mis visiones
hombre y niño a la vez
vencido por la Luna
donde un señuelo y una sutura
mi justicia febril, invertida
hambrientos los astros, sin antídoto
es sábado y soy una.

Mis cartas leen mi delirio

Mis cartas leen mi delirio
un enjambre de chicos juega a estar dentro del reino de los ciegos
se van a quebrar, dice el moribundo
se van a quebrar como los otros
dice sin ser visto
otro día en la Tierra
veo el cielo herido de muerte
y veo donde el hombre nunca está vacío
te vas
a
quebrar
(me dice el moribundo)
pero entonces
veo el fondo del estanque y el final de los espejos
y tengo la sangre y la belleza en los párpados
los locos y el Santo Grial
la Luna y los profetas muertos de hambre
y quiero seguir
el camino de lo que no puede pronunciarse.

Venus y Marte

No entiendo los oráculos
o no quiero entenderlos
me aferro a la rosa
el arco y la flecha
duele hasta lo más pequeño
un sonido, una letra, una sílaba
las mujeres que soy no traicionan
como un ejército
como una ofrenda
al verbo sideral que aún te nombra
la muerte podría llegar y no cambiaría nada
podría reclamar mi territorio y no cambiaría nada
y si el destino
es el más fuerte de los dioses
algo tiene que significar tanta memoria.

La Pasión

Púrpura y espinas
Gólgota donde las cosas y el olvido se desarman
el futuro intenta
de orfandad y fiebre
en cada hora, pumas y serpientes quemadas
un sudario, una poesía, un sello
¿por qué me abandonaste?
"está llamando a su amante", dicen algunos al oírme
cotidiano el madero
envejecido
por años de ausencia y reinado
¡Dios mío! ¿¡Por qué él me ha abandonado!?
mudos, los astros 
la estirpe de espejos
la red de perlas que se miran entre sí
mi desnudez tiene su nombre 
el mediodía vuelve atado con la noche
en mi grito se hunden números y templos. 



La Esfinge

Te parecés tanto
a él
aquello
a mí
que tentador es Coca-Cola y Presidente
salir en Vanity Fair y ganar el oscar
con un botón crear y destruir a mi antojo
mientras soy respetada, diplomática
tan joven y hermosa
voraz
como una célula de cáncer
Esfinge, que tentador
¿cuantás pestes más enviarás hasta que los hombres se atrevan a mirar?
¿cuántas pestes más?
¿para matar lo blando, sensible y creativo?
Esfinge, nos parecemos mucho
pero soy médula y hueso
geisha y samurái
soy
quien elijo ir siendo
sin saber
de qué se trata muchas veces
sabe dios, sabe la tierra, sabe el diablo
los tres habitan en mí
sabe mi dolor y mi alegría
mi amor y mi odio
sabe el hombre que aún espero
Esfinge, no respondo tu enigma
siento la voz de mis ancestros
hay belleza en el mundo también
árboles, hormigas, yaguaretés
abrazos, hijos, arte
ternura, revolución, magia
todo aparece, se sostiene y se transforma
sólo el amor permanece, cantan las abuelas
en el arrorró.

Busco un anunnaki

Busco un extraterrestre
de esos que cada tanto se dejan ver como estrellas
se mueven en paralelas
forman una cruz 
y desaparecen
¿cómo será?
¿tendrá un alma galáctica tan certera
y un rayo galáctico tan potente
que nunca más elegiré volver a la Tierra?
¿será la suma de los hombres que amé y me amaron?
¿de los que amaré y me amarán?
¿será tantra, será vainilla, será sado?
¿será todo al mismo tiempo?


Luna llena en Capricornio

Un barquito blanco
de papel
en la tempestad
rugido de agua
columnas de sal
este yo pequeño
irreal y fragmentario
pero este soy con gusto a fuego
memoria de piedra, árbol y yaguareté
aliento de Ravel y Jorge Donn
silencio de Rumi
suerte en lo invisible
y alfombra mágica. 


Ascendente y MedioCielo


                          -A Gabriel-

En lo inconcluso
en lo que se repite
lo que envuelve
y se agudiza
en lo quemado
lo filoso
lo que mata
y regenera
en la profundidad
celeste
terrestre
e invisible
siempre
vos. 


22/7 recibiendo la energía de Leo


La tierra es un punto frágil

Quizá el universo está contenido en una barba de una pluma
de las alas de un pájaro violeta que planea
en un espacio tiempo diferentes
todo es posible
quizá un agujero negro tenga mis respuestas
si pienso mucho en la inmensidad de afuera
siento que voy enloquecer
si siento la inmensidad en mí
enloquezco
mi cruz gira
y asciendo formando un espiral
el misterio es sencillo como el punto azul que habitamos
y el punto azul que habitamos es gigantesco como una hormiga.





Poema astrológico

Tiene ojos gitanos
marrones y grandes
una pipa de madera oscura y brillante
con su brujería
de planetas, signos y puma
metió mi cuerpo en ella
todavía duele
garras rectráctiles de brujo
filo maduro que destruyó las defensas de mis virginidades
todavía arde
cruel Hades
cruel Heaftcliff
cruel maestro
quemaste los bosques de mis piernas 
de mi futuro
que permanece en una pipa oscura y brillante
inaccesible.

Siento frío.





Quedate tranquilo, yo soy más perversa

Pasaron años
ahora mi fuego te consumiría en cuatro lunas. 

¿Estás dispuesto?
¿A que vuelva a ser serpiente que desgarra y que vuela?
¿Serías capaz de raptarme otra vez?
¿Cuánto más tiene que doler?
¿Cuánto más duro y filoso y hambriento y flameante?

Y escribo más poesía
y seguís lejos de mí.

Quedate tranquilo, yo soy más perversa
sigo buscando tu amor hasta en los hombres donde nado. 



Ni pólvora en chimangos

Ni pólvora en chimangos
ni perlas a los chanchos
dejo correr el agua infectada de mediocridad
todos los días son los días de mi santidad y de mi locura
soy tan peligrosa
como un águila con navaja
como cien pájaros con hambre
y la curiosidad me da siete vidas.

Soy la que soy
diría dios
diría el diablo. 

Pero

Mis números de la suerte
mis siete cuerpos
mis 22 arcanos mayores y mis figuras de la corte
mis 64 hexagramas
mis 10 planetas astrológicos y mis 12 energías zodiacales y mi cruz encarnada
mi esfera celeste
mi alquimia, desde el cuervo hasta el oro
mis animales de poder
mi geometría mundana
mis siete principios herméticos
mi lenguaje poético
el viaje de mi héroe
mis evangelios apócrifos
el libro de mi memoria, el de mi vida y el de mi muerte
mis cinco sabios
mis ocho sentidos
mis elementos y mis compañeros invisibles
mi cuarta dimensión
mi estado terrestre
mis millones de encarnaciones
mi círculo abierto
mi diablo invertido
mi observador
mi sannyasin
mi savikalpa samadhi
mis padres
mis amigos
mi hogar
mi gato
pero
pero
pero
no siento tu piel.



Esto no es un poema

Yo no sabía que estaban filmando. 

Fue una película de Hollywood
dientes parejos 
buenos efectos
chistes planos y efectivos
gente normal por todos lados
casualidades rosas
yo era la co-protagonista en una suerte de bucle temporal
viviendo en un género distinto
Kim Ki Duk dentro de mí
afuera una comedia romántica
dentro de mí el amor 
y lo abismal
Drácula y el Fantasma de la Ópera
el monje medieval y Hades
poesía, flechas astrológicas 
hexagramas, arcanos y rituales
yo era la protagonista en una suerte de bucle temporal
afuera una comedia romántica
busqué las señales y las encontré trascendentales
en el cielo del decorado
en la música de soundtrack
en las certezas de libreto cursi
y ahora es real mi sangre a falta de calor de cine.





En la arquitectura que tiene tu cara y tu voz

En la arquitectura que tiene tu cara y tu voz
soy una serpiente mordiéndose la cola
dijiste que sólo sabía cosas de locos
tenías razón
sé amar como una loca
y  morir como una andariega.

Me habitan tus disfraces.