Enredada entre serpientes profanas

A J.B.

En mi bienvenida y libertad
aspire cocaína, vodka, casinos
gratitud del hombre gárgola
ficción de macho alfa
humor de sombras
trances fugitivos
mi Sol asfixiado
mi cuello quebrado
mi aullido a través de las rejas
mi boca cosida, solitaria  
perdón, perdón, siempre en ruta.

Apreté los dientes en plegaria.

Pescador de hombres

En las aguas embravecidas
en la sed de los perdidos
en el pecado de los que aún creen
en los ojos de los sufrientes
en la espada y la paciencia
en la semejanza de cada ser
en la ternura de lo invisible
en la fe y su cuerpo
en la peregrinación que elijo,
a fuerza de amor y entrega
Ley y Libertad
Pasión y celibato,
no puedo multiplicar panes y peces
puedo dar razón de la esperanza
y consagrarme a la Palabra y su tesoro. 



Abril.

-Rompí mi promesa de jamás publicar éste poema-


Curiosidad

Las murallas y las torres
los monstruos y los héroes
Dioses, aliados y constelaciones
vida tras vida tras vida
maestros y profetas
humanidad en guerrilla
Libros que leen los ojos del misterio
el hogar de la belleza
el canto de la Madre
símbolos que insinúan
lenguajes que se revelan
cuando los telones se abren
en el cielo y en la tierra
fuego, tierra, aire, agua, éter
madera y metal
la creación se hace carne
el Verbo permanece
igual que la curiosidad.

Inyectada

Inyectada en un bucle musical
donde termino y empiezo otra vez
que raspe mi garganta
que siga en mis párpados
tengo el control y la rendición 
en simultáneo
entra en mi delirio
para dejar de ser él mismo. 

Lino blanco

Hasta dónde llegan las luces
hasta cuándo hay que luchar
de quiénes son las fronteras
qué selva está gritando
cuál es mi canción guerrillera
en mi delirio habla Dios
profecías de Sol entre humanos y animales
forjadas en barro e igualdad
Tierra en las pupilas y las piernas
carne de lino blanco para despertar.



Arcano La Templanza, el ángel de la sanación

No se puede burlar
el lenguaje de los astros
tampoco el de los arcanos
la intuición de quienes fuimos
quemadas en la hoguera
la inteligencia para descubrir
las fábulas de ilusionistas
no maldeciré tres veces
la daga son mis ojos de fuego
la Justicia de los hombres 
tiene los ojos vendados
la Justicia que invoco
mira de frente.




Mis canciones escondidas

Mis canciones escondidas
la peregrinación de mis verdades
sentidos entre copas sagradas
voy abriendo rituales
guiada por animales y espíritus
yo soy
los cinco elementos
la que fui
la que es
la incertidumbre de quién seré
me callaré frente a las máscaras
sonreiré de cara a la mentira
me volveré loca o moribunda
con la memoria cansada
sin saber qué es real y qué no
y pondré la otra mejilla.

Dios

Ves mi alma
sabés de mis pecados y virtudes
del dolor que alimenta la locura
el silencio al que estoy condenada
cargo la cruz y la corona de espinas
un corazón atravesado por tres espadas
sos el Ojo que Todo lo mira
dame tu Justicia 
las aguas donde pueda liberarme
el fuego que da calor e ilumina
la tierra donde sostenerme 
el aire donde pertenecen mis alas
Señor, no me dejes caer en el abismo
quiero tu paz y tus mensajeros
el miedo se come mi cuerpo
rasgos y miembros que hablan solos
lentamente voy perdiendo las raíces
cerca estoy del sinsentido
mi identidad se está pulverizando.

Mujer

Mujer, nunca dejes que el hombre
te transforme en cadena de odio
no permitas omisiones ni fábulas
que no te arrastre a la inseguridad
no dejes que quiebre tu corazón
y luego sea laurel y memoria borrada
ten cuidado con sus vicios, puede expandirse en tu carne
no seas sumisa, no pierdas la voz
no cargues con culpas que esconden 
vulgaridades que no te pertenecen
no permitas el humor que hiere a tus luminarias
el libro de la sacerdotisa se abre a vos
la emperatriz te brinda cetro y naturaleza
la hechicera sabe protegerte de las bestias
la purificación sabrá guiarte hacia tu verdad
no pierdas identidad ni confianza
el amor no es herida
es belleza, misterio, milagro. 



Mi amigo el Patovica de las Nubes

Es un juguete que no puede responder
parido por una Cajita Feliz
no responde, no estoy delirada
pero en su mirada, el calor que protege y separa
de los juicios publicitarios, antifaces y caretas
puedo hablar con él por horas
sobre los frutos de cada Reino
el espacio que recién abre
sus ojos a la humanidad
dioses vivos y olvidados
puedo ser yo misma
en mi vulgar y mi virtuosa
sin miedo, sin atragantarme.


Detrás

Detrás de la vorágine
se oculta la tristeza 
lo escondido y lo negado
lo invasivo y revelado
aquello que no deja de sangrar
y lo que nunca muere.




El Ojo de la Providencia

La muerte habla en mi oído
quiere que tome
quiere que salte
quiere mis muñecas
Dios habla en mi otro oído
su fuerza me permite traspasar el espejo
donde veo mi mayor demonio
mis ojos curiosos ahora de miedo
mi boca misteriosa ahora sumisa
rasgos hundidos en líneas 
pero mi profeta de libros blancos
sabe combatir contra las plagas y las pestes.

Conjuro

Mi identidad se fuga
miedo en cada pestañeo
tres espadas en mi corazón
pero nadie podrá robar mi identidad
mi alma de fuego combate la locura
regreso a mis mujeres
sacerdotisa, emperatriz, hechicera, bailarina 
regreso a mis hombres
loco, mago, emperador, papa, hermitaño, colgado
el Sol y la Luna celebran mi magia
sigo mi estrella
los vulgares de adentro y de afuera
no vencerán
soy invitada al templo
y el velo se abre
se revelan ante mí las Mil Caras de Dios. 

Entre muertos y ficciones (La esperanza)

Rueda en la omisión
soledad que necesita máscaras
para no atravesar
lo que niega o desconoce de sí mismo
el diablo no es desenterrado
no quiere jugar con emperatrices y emperadores sin centro ni águila
mi asesino, ese hombre dice: sos la pecadora
no tengo voz ni cisnes
me arrastro entre muertos y ficciones
en la lejanía, mi delirio
vivo
como el Fuego que crece en mis raíces. 

Arena

No puedo distinguir los disfraces
en la tormenta de arena
mi corazón es una duna
cerca de ser pulverizada por el viento
resiste con sus venas de serpiente
la música despierta para también soplar
con imágenes grotescas 
y naipes que se contradicen
mis lenguas crecen en odio y venganza
intento convocar a mis virtuosos
el verdadero asesino es humano
compone con sangre y presente
mientras baila y brilla entre lucesitas.

Guasón

Planetas y luminarias
otras caras de Dios
ofrendo mi tributo a Marte
ya no me asusta el Guasón combativo
descubrí aquella parte
donde nadie puede entrar
habita en un cuadro
con mirada violenta y desesperada
sos real, me dijo
el soplo de vida que la divinidad insufló
protege de cualquier ataque
adentro, afuera
no olvides el loco
el mago
el emperador
la estrella que los Reyes Magos leyeron en el lenguaje de los astros
sé entre el mundo visible y el invisible
siempre blanca la sanación y la profecía
espíritu, alma y cuerpo
las pantallas confunden
circo y humo
ruletas y dados
feminidad moribunda
machos Aleph
comunidades de diamantes falsos
sin talismanes ni amatistas
dijo el Guasón
maya es patria de algunos
en otros es la capa de Dios
no caigas, se encuentra el para qué
aún en la daga y en la danza.




11, 1, 25, 23, 9, 5, 14, 4

Nombres tatuados en la palma de la mano
tradición de guerreros
tres veces, portal hacia el mundo invisible
trance y mediumnidad

miedo y coraje
qué se niega, qué se esconde
detrás de los telones
las raíces que aún evitan la curiosidad
estás sentado en mis gitanas
mi signo arremete a tu Cenit y Nadir
vertical que reclama mi lengua y colmillos.


 

Caen

Caen los dados y las ruedas
escribo rápido
me hundo en mi mitología
no abriré los portales que traen desconocidos y negados
invoco tu valentía
detrás del humor, revelación y perla

los poemas sucios sacuden mi esqueleto frío
no enfrentaremos el mundo con anteojos negros
la ansiedad de lo ajeno no atravesará
limpios en las tormentas que el Sol propone
ilimitados rodando en geometría, símbolos y números
lo creativo y lo receptivo saben bailar. 



Emergencia

Emergencia
temores para despertar en la cueva
sin boca aprieto poemas
no puedo disparar a tu similitud
fotografías y oraciones que hablan solas.


En la basura

Un disparo, otro disparo
sorpresas en la basura
la mierda es abono
hongos para huir
demasiado impulsiva
no levantaré la alfombra
ahí se esconden los monstruos. 


Casino

No sé leer la palma de mis manos
las cartas se resisten a revelar la encrucijada
Venus deambula confundida
escondo el aullido.

Abren

Tus números abren mi piel
tus nombres pulverizan
piqué y corazones para delirar
noche en cada gemido.

Las palabras

El color de mis tragedias
mis testigos escondidos
imágenes que no tienen reparación
desunir y luego unir las palabras
con líneas que inventan mis manos.


Péndulo

Mi péndulo oscila
la fuerza que devora
en frecuencia histérica
de rodillas hacia el paraíso
con el litio a cuestas.



Hasta

Huesos como lenguas temerosas
soy un planeta que parece caminar hacia atrás 
escaparé entre cartas invertidas
hasta que mi asesino vuelva en sí.  




Dios

Mi semilla pura
la lluvia es más fuerte que la espada
nadie puede extinguir mi alma
la chispa que guía la peregrinación
mis compañeros son humanos
animales
seres fantásticos
planetas
estrellas
arcanos
Dios sabe de mi Justicia
de mis vulgares y mis virtuosos
a vos me consagro, Señor
a pesar de los aullidos
te agradezco por la sangre
sos mi fuerza y horizonte
tus manos no me soltarán.

Laberinto

Soy vencida
la función comienza.

Reptando en un desierto blanco
arenas incapaces 
de saciar sentidos
transmisión amarga
se repiten los dados
las búsquedas histéricas de algo
iniciada en figuras de roca
líneas que abren párpados
agujeros de gusano.


Jauría

De mi jauría
mi cabeza en púas
garras que traen
culos y tetas de baba
que buscan fama y virtualidad
avatares quebrando bosques
trato de encontrar 
la sacerdotisa mientras escribo.

Mis venas se elevan en pánico. 



Alquimia

Mi drama y mi comedia
mis tragedias de barco solitario
mis telones que nunca se abrirán
las muertes que evito
invocando espejos de selva
mi piel no se partirá
por mis mujeres despiadadas
por la guerra y el hambre
cada una de mis células
cada una de mis vidas
nadie puede entrar en mi pulsación
porque no puedo explicarla. 


Fascinaciones con luz apagada

Fascinaciones con luz apagada
la ceniza llama a mis pies
imágenes que impiden pequeñas muertes
se incrustan como piedra de impulso.

En mis fortalezas

En mis fortalezas el tiempo es otro
ajenos los soles y las lunas que no coinciden con mi voz
ambigüedades estancadas
desaparición y aparición 
mi corazón era frío como mis manos
huidizo para ocultarse en el dragón
cansado de desarmar viejas canciones
ansioso por un ritmo magnético.

Nuestra peregrinación comenzó descalza y lenta
hasta la intensidad y la desesperación.

Siempre observan

Piel que no alcanza para definirme
escribo desde mis tierras áridas
la locura y la lejanía siempre observan.



Mis locos

Las avenidas abren mi grito
los diarios intentan tragar
no seré otra
no podrán comer de mis planetas
no disolverán a mis locos
que se ríen en la cara de la autoridad
y caminan siendo semilla.

Espadas que afilan lo obvio

Espadas que afilan lo obvio
partidarios, los agujeros negros y blancos
el ritual comienza en tus ojos vendados
para que no sepan 
que vendrá después. 

Sentidos y verdades

Respondí a la Esfinge
y gané tu carne
en una cumbre que enloquece
sentidos y verdades.

Identidad

Mi delirio se confunde
la mujer extraña en mí
arrasa como hembra y macho.

Mi eje

En la órbita de la certeza
mi eje inclinado a sus ojos
sin truco sin trato
las estructuras huyeron
frente a lo indestructible.


Cuando conocí a Juan

Loco. Intenso y profundamente. Las manos enlazadas camino al kiosco. Lo conozco. Lo recibo. Simple como una hoja en blanco, capaz de ser vencida por la ternura. Las letras que la noche otorga. El silencio embriaga más que las palabras. Sin embargo, aparecen musicales, hundidas en sus ojos claros, vertiginosos como una tempestad. Que me envuelve, que conquista y me desnuda con velocidad y sin pudor. No sé de la Luna o siento que éramos nosotros. Sin saber, aún nuestros misterios. Qué reencarnaciones, causas y efectos, marmita de semillas kármicas. Comienza mi adicción a Juan.  



Juan Badaracco. 

Nardo

Desde donde mira Dios
el árbol cuenta la historia
de humanos para despertar
intento encontrar las causas de mi reflejo
adentro despiertan salamandras
la música de los fantasmas y de los vivos
la rebelión de la selva
el desierto y sus venas de serpiente

el Nardo conserva los misterios. 

La lira y el arcano

Sos en cada partícula 
mi pecho se define inmoral
primitivo y salvaje
se descubren la lira y el arcano. 

Laurel

Mis monstruos esconden pureza
ojos de miedo y laurel
no será destruido lo que Dios unió
tampoco lo que el Diablo reclama
mis mujeres suben y bajan
las ventanas pueden ser aliadas
el pájaro azul permanecerá. 

Ritmo

Profeta de su ritmo
día y noche 
son las mismas claves
compás en fuego
movimientos de vinilo
velocidad en bucle





Juan

Is about your eyes
your heart like a deep galaxy
and I go 
and I take
home where 
we walk in fire and water
we are a sinners because
we don´t win
anything that the world and his hungry his misery want
sinners whit the moon that give as the power
that the lovers need to be magic and strong
I know 
two womens in my flesh
is not your darkness
is mine
but my bones in your bones
nothing more to say
about my monsters
you are the dance to my letters
the poetry that I search for years
maybe this is not the best poem
I try other language 
but it don´t care
is about a time space whit you.

Podré irme

Peste en la ciudad
podré irme cuando encuentre 
el verbo o la inyección.

Canto de Moisés

Zarza ardiente
conocí tu Nombre
me diste la vara 
y sobre Faraón diez veces tu cetro
abriste el mar Rojo y mi entendimiento
columna de fuego para alimentar
tu enigma en el monte 
cuarenta años caminé en tu orden
vi tu amor y tu ira
nunca me aparté de tu Ley
ahora veo la tierra de mis descendientes
doce tribus cantan tu gloria
leche y miel para tus hijos
la muerte habla cerca de mí, Señor
tu mensajero anuncia el final
sé que volveré a tus aguas
sos mi escudo y mi roca
te escucho decir mi nombre
mi alma vuelve a tu brillo.

Isaac

¿Qué hay más allá de la oscuridad?
¿qué hay más allá de la luz? 
me siento quemar entre tinieblas
me siento caer en tu valle
frías las manos que me sostienen
frías las manos que me reclaman

voy a caminar sobre el horror
y voy a hundirme en la promesa.

Carne y Alianza. 

Objetos que tuercen voluntades

Objetos que tuercen voluntades
apellidos bufones 
fronteras y soldados
debajo de las mismas luminarias
contenidos en el barro
y sólo los locos dirán la verdad
y el Reino será de los hambrientos.

Sol

Somos herederos del Sol
nuestras piernas se animan con tus rayos
con tu luz desafiándonos los miedos
triunfo sobre tus rodillas
es sólo tu verdad
y estás desnudo. 

Sumeria

Una tablilla sumeria donde dioses venidos del espacio
un obelisco egipcio vivo cuando el sol lo invade
Babilonia y el lenguaje de los astros
Asiria y el lenguaje de la guerra
Ciro y su grandeza
profetas de Israel
en Grecia, Hécate, Alejandro y su peste
aguas de fenicios
y tantos más habitando el punto azul, diría Carl Sagan
vidas y muertes bajo el mismo cielo 
sueños y vigilias en la misma madre
soy parte de una verdad que evoluciona
que cae y se levanta alumbrada por la incertidumbre.

Casas astrológicas VIII y XII

Instantáneas en mi vibración
intento encontrar los puentes
sortear avenidas y visiones
pero en cada costilla una invasión. 

Delirio místico

Mi mente se perdió tres veces
dicen que Dios puede valerse de un loco
para otorgar un mensaje
ahora
ni la caída ni la locura me asustan
el gusto hondo del encierro
fue mío
también las revelaciones
que jamás podrán negarme.

Distracción

Distracción
decir nada
intento fingir
evitar nuestros enemigos ocultos 

pero mis observadores se han fugado
y queda mi centro mudo. 

Zodíaco

Encerrada en mis pupilas
sin saber del sol
el zodíaco que me habita
intenta exorcizar el silencio
viva entre espinas
mi lanza sólo arroja sangre
trataré de ser más astuta esta vez
no convocaré más monstruos
ni temblores por litio
sueños revueltos de quetiapina
clonazepan para no sentir
amor como una llaga que titila.

Impulso

Impulso
decapitación de certezas
omisiones con hielo y vodka
corro hacia el futuro 
no encuentro la sutilidad
no se trata de fin y no se trata de medios
no sé de qué se trata. 


La copa y la espada

Donde apuesto fuerte
la copa y la espada
son los ganadores de esta noche
ases medulares que atraviesan
y disparan como flechas suaves
en cada costado
en cada parpadeo
la línea sigue entre ángeles y águilas.

Escorpión

Ya caigo
espera un laberinto
no hay hilo para salir
camino sobre fuego
mientras él me mira
caminando sobre el agua
su escorpión espera
es el aguijón que busco.

Canal volcánico

Canal volcánico
veo nadar sonidos en una vibración
que comienzo a entender
una serpiente alada me protege
un hombre de ojos azules.

Sideralmente vivos.

Empezamos ahora

-A Juan-

Empezamos ahora
decís que necesitás más azúcar
digo que puedo darte todavía más
el tiempo es un bufón
que podemos dominar
una y una y otra vez
la asfixia y la miel. 

La apuesta

La apuesta no bajará
fuego y agua se fusionan
las fábulas son compañeras
que alientan la historia
añeja y nueva
las posibilidades
de que algo ocurriese
eran pocas
ahora son hambre
dientes, lengua
para saciar
para inventar
la noticia y el ritmo. 

Que persigo

La muerte es el olvido
lo mundano apresa
pero en la valentía que persigo
hacia el lado donde la Luna espera.

El juego

Lo veo sonreír con lámparas
que nunca dejarán de quemar
juego donde un círculo
una serpiente mordiéndose la cola
se desgaja en nuestra piel. 




Sentarme en tus piernas

Sentarme en tus piernas
la historia se repite
estallido de Bonnie and Clyde
robamos el tiempo
mientras
las armas se descubren en las caricias. 

Coherencia

Mis huesos no tienen coherencia
mi latido tampoco 
igual que mi hombre
habitamos detrás de los relojes
en La la land
música y poesía son lo mismo
ritmo y hoguera son lo mismo.


De fe

Inevitable 
salto de fe sobre el vacío 
dimensiones que encadenan 
manos y piernas atadas 
carnes movedizas 
estallido para crearnos. 

En el vértigo

En el vértigo
en las certezas que no llegan
o no quiero que despierten
en la caída, quizá
tan cerca del peligro
es el amor que bendice a carne viva.

Tiro

Tiro
entra
idioma visceral
manos encastradas
piernas amarradas a la suerte.

Partida

Partida interminable es tu amor 
los naipes mayores
negros, fértiles
enterrados en mi piel.

En la lluvia

En la lluvia se esconden los dragones
los sátiros hacen parir la fiesta
hacen el amor centauros y sirenas
aunque no lo creas
aunque no te importe
el pájaro marca su órbita
desde su elevación te mira a los ojos
dice que lo creas
dice que te importe
la lluvia y la fiesta y el amor.


Sinfonía

Un páramo
donde quisiera la táctica y la venganza
pero esa no soy yo
soy mi hogar
mi redención
sé que vigilan luminarias. 

No escucharé a mis suicidas
no escucharé esas ventanas
no esconderé mi litio y mis lágrimas.

Sí creo en la suerte
más allá de efectos primitivos
voy sembrando lo que puedo
voy creando mis Magos
mis elementos
mi sinfonía. 


Entre serpientes

Convertida en roca
encerrada entre serpientes
en mis muslos, el silencio
no me des intermitencia
no quiero altas ni bajas
quiero la aventura
y la mirada clara. 


Tierra

Eras un bosque
una selva
un desierto
agua virgen
ahora entre ojos cuadrados
luces que no saben hasta dónde
veo la tristeza y la armadura
el mundo no cabe en mí
no puedo contenerlo.

Volviste

Cuándo, cómo, hacia dónde
elijo el azar que envuelve con su calor
la mirada azul que me desnuda.

Latente habitaste en cada sentido.

Fe

Ilimitada y desnuda
voz intermitente
mi plegaria será en el tiempo
cuando mi locura 
pueda valerse del mensaje
tu Amor camina
sobre Fuego y sobre Agua
sobre Aire y sobre Tierra
tu Belleza custodia
tu Justicia abre los ojos.

Asombro

Sabe Dios
sabe la Tierra
sabe el diablo
nadie más puede entrar
vigilada por la locura 
fusiles y esqueletos
animales sin piel
pero en mi firmamento 
el pájaro azul aún vuela
a pesar de jinetes, avaros, jueces
siento valentía en el espejo. 


En imágenes

Lo que oculto
lo que inmortaliza
sin cauterizar
sin detención
huérfana entre fábulas
me escondo en imágenes que no serán.  

Incertidumbre

Conjeturas
en la garganta de mi incertidumbre 
manos directo a quemarse
ya sin intriga
me escondo 
sabés de mis naves
sé el orden de tu pasión
un nombre que no es el mío. 

Poseída

No te asustes de lo que ves
estoy poseída por preguntas
en la ansiedad y en el hierro
pero mi desnudez es audaz
puede arrancarte la piel
y terminar la sugerencia.

Pólvora negra

Táctica de revólver
sangre en mis modos
es tu silencio inyectable
abro fuego a tu frecuencia
el humo esconde los labios
silencio
quiero morder.

Sé del peligro

Sé del peligro
lección en las costillas 
su estilo no intenta provocarme
quebrado el vaivén
en el silencio mi crimen.

Intoxica

Lo que intoxica, espejo
pero mis muñecas están listas
mis yeguas y dragones
mis alquimistas

tengo selva profunda
río serpenteante
lo que intentes
vas a caer
monstruo de boca licenciada
que vomita humo y esqueletos
ojos de espía y aplauso

un cisne es más poderoso 
la Justicia con mayúscula
la eternidad y el equilibrio.





Cada quien

Seguiré entre lobos y vampiros
que no atacan

estanques donde mi reflejo
otorga las señales
las caras de Dios son más visibles
desnuda camino hacia la torre
la veo arder como he visto otras
en el delirio cada quien es su verdad.





Fotografías

Fotografías
del hombre y aprendiz
sigo respirando
ojos con clase
palabras con radiación
rápidas, animales
lo rodeo en puntas de pie
y no adivina. 

Libros

Tus libros son ceniza en mi caderas
todo lo leen o todo lo niegan
mi piel es inestable 
aguerrida y ambiciosa
dejó la discreción
para seguir el trance. 

No soy tan fuerte

Me invento en tu ritmo
trato de invadir
tu generación oculta
quiero que descubras
profetas celestes, terrestres, invisibles
el Fuego y el Agua son amantes
el escorpión y la llave liberan 
no me dejes
no soy tan fuerte.


En la noche de San Juan

Quisiera salvarte de tus necios
toques magnéticos de Fuego
triángulos unidos por amor
mujeres lunares
haré que el perro y el lobo se acerquen
el cangrejo no te lastimará
a las diez volveré al sueño
descalza en mi deseo por el mundo. 

We still need you

Las barbies presionan
sus espejos entre el polvo
mientras
los fusiles asienten
el hambre se come a sí misma.

Morí muchas veces para saber gritar a tiempo.